Desapegos y otras ocupaciones.

lunes, 29 de febrero de 2016

HE AHÍ EL PÁNICO



He ahí el pánico...
En todo su apogeo
de sinfonía monocromática.
Con todas sus armaduras,
con su corazón de hierro
y su núcleo de locura.

He ahí el pánico...
Atenazándonos.
Amenazándonos
con toda su furia desplegada,
despiadada y paralizante,
con sus pies sucios de barro
y de acero sus negras alas.

Acechándonos...
Detrás de las órbitas de nuestros ojos,
rotos,
de tanto implorar,
de tanto querer olvidar,
de no (poder) ver más allá...

He aquí el pánico:
aniquilándonos,
poco a poco,
porque no tenemos valor
para poner el punto final
en un solo golpe,
magistral.


Imágenes: Dino Valls
03/08/2014

AGUJERO



Un agujero circular y metálico
se abre en medio de mi frente.
Y desciende,
decidido y tenaz,
por el interior de mi ser,
abriéndose paso por todos los poros
y conductos.

Y me conduce
a lo más hondo de mí mismo
invadiendo mis reductos
más íntimos.

Flor de ansiedad
que explota y crea,
que horada y nutre
mi cerebro dolorido
y escarmentado.

Cierre y apertura,
dentro y fuera,
explosión, implosión.
Detención, aceleramiento.
Espanto y lucidez,
sensibilidad extrema,
extremadamente de todo,
menos neutra.

Provocación que busca
el otro lado de la oscuridad.


Imágenes: Naoto Hattori
     06/12/2014

domingo, 28 de febrero de 2016

ASENTADO EN LA NADA



El mundo se desentendió de mí,
tuve que empezar a vivir en otro;
más oscuro, más denso, más propio.
El silencio se convirtió en mi mejor aliado.
Nunca me comprometí a nada
y muchas veces salí derrotado.

Descompuesto,
destripado.
El futuro llegó sin avisar
y se instaló para siempre
detrás de mis ojos rotos,
de mis párpados inhumanos.

Me agarró desde dentro
y enterró mis manos
en su podredumbre de cieno,
en su silencio eterno.
Borrándome.
Atiborrándome de miedos,
de escrúpulos,
de mis propios y absurdos inventos.

Me encerré en mi piel,
no vi nada fuera.
Todo era negro,
todo estaba despintado y muerto.




Me arranqué trozos de mí mismo
y los escupí al fuego,
los lancé lejos,
sin saber lo que hacía
ni adónde me encaminaba.
En suspenso...

Tropezando con las paredes de la memoria,
quería morir poco a poco.
Íntimas tormentas me devoraban,
ocupando, apenas, los huecos de mi vida,
derramando mi sangre en mi conciencia.
Destrozándome las entrañas con mis propias garras,
huyendo del agua
como un lobo rabioso,
siempre asentado en la nada.


Ilustraciones: Wassily Kandinsky

Octubre/noviembre 2014

sábado, 27 de febrero de 2016

SERVIDUMBRE



Siempre tengo algún demonio
rondándome la cabeza,
arañando en mi corazón,
desgarrándome las ideas,
engañándome con sus trampas...

Me invade
una angustia difusa, 
una intolerable carga,
un pregusto de la muerte...

Le doy al mundo la espalda
y evidencio mis desprecios.
Se me sueltan la lengua
y la memoria,
lloro todas mis lágrimas
en un frío cuenco interior.

Suelto mis naves
y quemo mis amarras
y me acerco,
parsimoniosa,
oblicuamente
a esa fina niebla de acero,
testimonio del caos y sus rituales,
esquivando los vacíos
y los ebrios desvaríos
que gobiernan mis imperios
y servidumbre de males.


Imágenes: Elena Sariñena
27/03/2014

viernes, 26 de febrero de 2016

EL SILENCIO ES MI OBSESIÓN



El silencio es mi obsesión.
Silencio de voz
que no de palabras,
ni de pensamientos
que, airados, fluyen
y se levantan cada vez más altos,
cada vez más vastos,
más internos.

La voz seca
y corre hacia dentro
y revienta,
centrífuga,
del alma que la genera.

Las palabras explotan
antes de que me dé
tiempo a verlas,
a expresarlas.



Se acumulan,
se amalgaman,
se funden entre ellas,
revolviéndolo todo
desde dentro hasta afuera.

Rebobinando experiencias,
decapando impertinencias,
desazonando lo que fue
y lo que queda
de mi existencia.

Silencio precursor
del que vendrá,
del que a todos nos espera,
del mítico-místico ardor
que se apagará
si nadie lo remedia.


Imágenes: José Laiño
23/01/2016

SOY UN ANIMAL





Soy un animal cansado
de andar pateando la tierra.
Soy un animal de paso 
por esta fugaz escuela.

Sigo marcándome el ritmo
de mascarada siniestra.
¿Dónde nos conducirá
esta desgastada senda?

Soy un animal marcado
por las rayas del destino:
no fue impuesto por los dioses,
que me lo marqué yo mismo.

Soy un animal apático,
sólo me mueven mis penas.
Me arrastro de un lado a otro
para que el dolor no duela.

Soy un animal fantástico:
puedo levantar el vuelo;
aunque me falten las alas,
me sobran los pensamientos.




Soy un animal enfermo
de malsana estupidez,
enfermo de sueños vanos
que me arrancaron la piel.

Soy un feroz animal
que devora cuanto alcanza.
No os pongáis cerca de mí
u os contagiaré mi danza.

Y no me iré de vacío,
aunque me pese muy dentro,
quiero llevarme conmigo
todo aquello en lo que creo.

Soy un animal manchado
de signos de un fiero averno.
Las marcas me transformaron
aireándome mis infiernos.

Y ahora...,
sólo quiero estar tranquilo
rodeado de los míos;
que cuando muera me entierren
al pie del hermoso pino:
como un animal de tierra
que a la tierra siempre vuelva.


Imágenes: Tommy Ingberg

25/01/2016

lunes, 22 de febrero de 2016

CÓNCLAVE



No sé dónde ocultarte,
recóndito dolor, 
blasfemia de mis penas,
artículo inacabado
y desarticulado.

Te sembraré por todas partes,
benigna simiente imperecedera,
delirio atroz,
muerte insincera.
Escucha mi garganta, 
cómo se quiebra
madurando al sol
de tu corazón de alondra.

Vago sentimiento de culpa
caminando entre ruinas
y escombros del pasado.




No quiero mirar el reloj
ni participar de la muerte ajena.
Deja que corra el tiempo,
que se escurra entre tus dedos.

No quiero formar parte del ritual,
gangrenarme entre los vientos
de cambio del pasado.

Ausculta mi alma
que se oculta entre símbolos
y marañas.

[No quiero participar en el cónclave
de las decisiones amargas.]



Imágenes: Oana Cambrea

26/12/2014

sábado, 20 de febrero de 2016

TODOS TENEMOS RAZONES



Todos tenemos razones
para amarnos, para odiarnos,
para entregar nuestros corazones,
para escatimarlos.

Todos tenemos razones
para odiarnos, para amarnos,
para ocultar nuestras manos,
para ofrecerlas
sin pedir nada a cambio.

Todos tenemos razones
que nos corroen como conciencias,
que son hemorragias de nosotros mismos.
Razones que encierran pedazos de nada,
que pertenecen al ámbito del fuego
y que le enseñan a hablar al silencio,
con la elegancia brutal
de un nuevo vértigo.

Todos los finales
son nuevos comienzos;
en eso, la razón también nos asiste;
aunque no por ello
dejemos de estar menos tristes.


Imágenes: Pauline Gagnon
07/03/2015

ÁNGULO MUERTO



En todos estos años planos,
acuchillado por mis sentidos,
en un tiempo vago y denso,
como una sucia sombra me arrastré.
Una tristeza enorme y gris
me fue ganando,
fue apoderándose de mí.

Un yo desvanecido,
desavenido y difuso,
con el alma aguijoneada,
me envolvió en una noche de piedra,
vigilando mi propio pulso
y mis atávicos impulsos.

Me rebocé en mi esponjosa angustia
y empecé a escribir
desde un lugar en el que nunca había estado;
zarandeado por la tortura de existir,
fantasmalmente yo,
mordiendo mi alma con mis uñas.

Y supe el nombre de ese lugar,
lo llegué a conocer
con una alegría ávida y abierta
y me eximí a mí mismo de vivir.

Habité el lugar llamado dolor
huyendo y desesperadamente buscándome
en un ángulo muerto para ti.


Imágenes: Jean Picazo

30/03/15

lunes, 15 de febrero de 2016

DAR LA VUELTA



Le daré la vuelta a mi piel,
la volveré del revés.
Espero que me hagas el regalo
de contemplarme tal como soy.
Me voltearé,
me daré la vuelta como un calcetín,
puede que así me conozcas, 
que sepas cómo soy:
de principio a fin.

Te lo mostraré todo:
desde mi interior más antiguo
hasta mis sueños más nítidos.
Puede que cuando me conozcas,
cuando te enfrentes a mi verdadero yo,
me aborrezcas con un odio estelar.

El monstruo que llevo dentro,
que me habita desde antes,
está bien sujeto,
amarrado al duro suelo,
al estrato de mis vicios.

No se mueve demasiado,
no quiero que esté despierto,
no puedo quedarme a solas con él.
Necesito que lo apacigüéis
conforme a las leyes no escritas del amor.

Ayudadme a dominarlo;
si rompe sus cadenas
demandará frenéticos cambios,
vendavales de odio,
montoneras de venganza,
sin razones,
sin sentidos:
destrucción y pura saña.

Ayudadme a retenerlo
sólo con vuestra presencia.
Y no me dejéis
que me dé nunca más la vuelta.


Imágenes: Gabi Hampe

31/07/2015

NOS REFUGIAMOS



Nos refugiamos en la multitud
para no acordarnos de que nacimos solos,
de que morimos solos.

De la multitud nos rodeamos,
nos perdemos entre los otros,
nos disolvemos, 
nos diluimos,
queremos pasar desapercibidos
entre tantos.

Entre tanto...
se acerca la hora
de volver a visitarnos a nosotros mismos
en nuestra solitud,
única,
intransferible y lúcida
hasta la desesperación.

Imágenes: Matt Wisniewski

Diciembre 2015





domingo, 14 de febrero de 2016

PERO PARA QUÉ



La lluvia pintada
de acero y frío,
intentando vanamente
contestar a las estrellas.
Se han acabado
todos los prólogos
y ahora comienza el festín,
Como si se hubiera movido una montaña.

Una oscura inexistencia...
pero para qué.
Se me agotaron la piedad
y la sangre fría,
intentando vanamente
contestar a las estrellas.

No hay película que no haya visto
infinitas veces.
He caído prisionero en todas las batallas
y me azotaron todos los huracanes.

El fin del mundo está cerca
para todos menos para mí.
Jamás puse un acento
y nada gané con ello.
Pero para qué.


Imágenes: Antonio Mora
22/03/2014

PESADILLAS



Imágenes de un sueño muy antiguo,
asaltándome
sin previo aviso.
Advirtiéndome
de que aún no está todo escrito.
Estableciendo conexiones
entre esféricos momentos.

Cónclave de huesos
y órbitas vacías
en las pesadillas de un niño.
Leviatán oscuro,
enorme cetáceo en un mar negro.
Recurrente.

Poniendo precio a mi descanso:
Un precio muy elevado.
Atisbos, chispazos,
tantos años después.
Volviendo a encarnarse:
avisos de algo
que estaba por venir.

Porvenir ganado a pulso,
perdido a ratos,
lucha sin cuartel,
batalla endemoniada
en la que nadie alcanza nada.


Imágenes: Richard Desmarais
04/04/2015

viernes, 12 de febrero de 2016

AMOR VAS DÁNDOME





Amor vas dándome.
Y amordazándome.
Y amarrándome
preso de tu cintura,
ceñido a tus caderas,
entretejiendo cabellos y caprichos,
dejándome llevar por los impulsos
de tus alientos alisios.

Amor vas dándome.
Y estrujándome
y entrechocándome
con mis imperfecciones y mis desganas.

Aventurándote
en mis mentiras y mis entrañas.
Desencajándome
y sacándome de mis casillas
para volver a meterte,
a meternos
en lo más hondo
de la palma de tu mano,
que me da de comer:
astillas de amor
que vuelven a prender nuestro incendio.


Imágenes: Yung Cheng Lin


28/04/2013

AGOTADO


Imagen: Andraj Sonnenkalb

Ya he agotado mis odios,
ya he girado todas las esferas
en el sentido contrario
al de las agujas de mi piel.


Ya he apretado todas las gargantas
y he constreñido mis deseos.
Ya he marcado todos los números
que comunican con el infierno
y he visto todas las caras
salpicadas de desconcierto.


Ya he agotado todos los plazos,
me han vencido,
me han vendido
todos mis deudos.
Ya no lloro a nadie
ni quiero ser llorado:
lágrimas embaucadoras
suspiradas desde la nada,
atronadores silencios
de muerte y de calma.


Ya he agotado mis venas,
mis pulmones,
mis lápices
y mis espaldas.


Se me han cerrado todos los poros:
reventaré en mi desesperanza.
Remota niebla de llantos,
fina luz que se apaga
y yo, que voy descubriendo
que sin penar no se anda.

04/09/2012